flowermind

Cómo plantar marihuana en interior y exterior

Fecha:
Publicado por:

Saber cultivar marihuana puede ser útil para reducir daños, porque permite saber exactamente de dónde proviene la hierba y cómo cuidarla durante todo el proceso. Además, el cultivo casero también permite ahorrar mucho dinero.


Sin embargo, en países como Brasil todavía está prohibido cultivar marihuana en casa. Según la Ley sobre Medicamentos 11.343/2006, cuando el cultivo es para consumo personal, el productor debe ser clasificado como consumidor. Pero esto no siempre sucede: la persona puede caer bajo el artículo 33 y sufrir consecuencias legales.


Por este motivo, Compra Seeds te explicará cómo se realiza el cultivo en países donde la práctica es legal. Mira cómo cultivar marihuana en interior y exterior en una completa guía paso a paso. ¡Verificar!
Cómo cultivar marihuana en interior El cultivo de marihuana en interior es ideal para quienes no quieren llamar la atención. Sin embargo, hablamos de plantas y necesitan luz, humedad y ventilación. Así que no creas que es tan fácil como plantar frijoles en algodón, como hacías en la escuela.


Incluso en países donde se permite el consumo de hierbas, muchas personas pueden optar por plantarlas en interiores. Además, muchas personas que viven en estos lugares prefieren comprar. Un buen ejemplo de ello es el éxito de las cafeterías en Ámsterdam.


Muchos usuarios recurren al cultivo interior para no llamar la atención. Al fin y al cabo, lo que nadie sabe, nadie lo arruina, ¿verdad? ¡Así que mira paso a paso cómo cultivar marihuana en casa!


GERMAR LAS SEMILLAS
Una de las formas de cultivo es plantar a partir de semillas. Sin embargo, no basta con tirarlos al suelo, esperar y recoger un gran porro directamente del árbol. El primer paso, entonces, es germinar las semillas de cannabis.


Para ello, deja las semillas en un recipiente con agua filtrada durante 12 horas. Cualquiera que se hunda será bueno para plantar. Después de eso, colócalas sobre una toalla de papel y desecha el resto.


MANTÉNGASE EN UNA SUPERFICIE HÚMEDA
Coloque las semillas ideales para cultivar sobre una superficie húmeda. Puede ser una toalla de papel o un paño multiusos como Perfex. Lo ideal es que pueda retener la humedad sin empaparse.


Por tanto, enjuaga con agua corriente hasta que quede muy húmedo al tacto, pero sin exceso. Coloca el papel en un plato y coloca las semillas encima.
Aprovecha este periodo de germinación y mira cómo almacenar la marihuana para no perder producción.


ELIJA LA SEMILLA ADECUADA

La elección de la semilla es crucial para un buen cultivo de marihuana. Elija una semilla de calidad de una especie que satisfaga sus necesidades.


GERMINACIÓN

Para germinar las semillas, humedece un trozo de papel toalla y coloca las semillas encima. Cubrir con otro trozo de papel toalla y humedecer nuevamente. Dejar en un lugar oscuro y húmedo. Comprobar diariamente la humedad del papel y rociar con agua cuando sea necesario.


PLANTAR LAS SEMILLAS

Una vez que las semillas germinen, transfiéralas a macetas con tierra orgánica. Haz un agujero en la tierra y coloca la semilla con la raíz hacia adentro. Cubrir con tierra y no compactar la tierra.


CONTROLAR LA TEMPERATURA

Mantener las plantas en un ambiente controlado, con una temperatura entre 21°C y 29°C. Utilice un invernadero casero para controlar el medio ambiente.


ILUMINACIÓN ARTIFICIAL

Las plantas de marihuana necesitan iluminación artificial controlada. Invierte en luces de cultivo que te permitan ajustar la luz entre 18 y 24 horas del día.


AGUA CON FRECUENCIA

Mantenga la tierra siempre húmeda, regando una o dos veces al día. Compruebe la humedad con la prueba del dedo.


ESPERAR LA FLORES

El tiempo de floración varía de una especie a otra. Mantener la temperatura controlada y las plantas bajo iluminación artificial hasta la cosecha.


CUIDADO CON EL OLOR

La floración de la marihuana desprende un fuerte olor. Utilice un filtro de carbón activado para minimizar el olor.


COSECHA, SECADO Y CURADO

La recolección se puede realizar de forma aleatoria. Seca los cogollos en un lugar fresco, oscuro y con poca humedad durante unas dos semanas.

Cómo cultivar marihuana en exterior
El cultivo de marihuana al aire libre puede ser una opción para algunas personas. Por ejemplo, en lugares como Uruguay, que es uno de los países que legalizó la marihuana. Sin embargo, esta forma de cultivo puede llamar mucho la atención .
Además, al ser plantas sensibles, en determinadas regiones las plantas de marihuana pueden morir debido al clima o la humedad. Entonces, ¡vea los pasos para cultivar marihuana fuera de casa!


1. PLANTAR POR PLÁNTULAS
Otra forma de plantar marihuana es mediante esquejes o clones. Esta técnica se puede utilizar tanto para el cultivo interior como exterior. Para hacer esto, es necesario tomar esquejes de la planta madre, que debe ser femenina. La plantación por clonación permite un crecimiento más rápido .
Para saber qué hierba plantar, consulta nuestro post sobre especies de marihuana.


2. QUITAR LAS ESTACAS
En una planta hembra, que es aquella que tiene “pelos” blancos que aparecen entre los nudos, debes quitar una plántula. El corte debe realizarse en la base de la rama y debe realizarse en dirección horizontal.


Cada plántula no debe medir más de 10 centímetros. Retira las hojas inferiores para que solo quede el tallo.


Retirando as estacas da maconha

3. ESPERA A ECHAR RAÍCES
La plántula puede permanecer en un recipiente con agua mineral hasta que eche raíces. Puedes añadir un fertilizante muy diluido para que la planta cree raíces más fuertes. Rocíe las plántulas de vez en cuando para que las hojas también reciban humedad.
Después de que emerjan las raíces, transfiéralas a una maceta utilizando las mismas técnicas que para plantar en interiores.
Entonces, ¿estás disfrutando del paso a paso? Ya que te interesa la plantación en casa, aprovecha y lee nuestro post sobre accesorios que reducen daños y ¡cuídate más!


4. CUIDA LA LUZ, LA TEMPERATURA Y LA HUMEDAD
A la hora de plantar en exterior hay que estar muy pendiente de la temperatura y del sol. Después de todo, cualquier exceso puede acabar con toda su producción.
En estos casos, es posible recurrir a mamparas y cortinas . Estos materiales ayudan a controlar la luz y la temperatura.


Quienes quieran un periodo de floración más corto y generar semillas automáticas pueden recurrir a la plantación de cannabis ruderalis.


5. ESPERAR LA FLORACIÓN Y LA COSECHA
Ahora solo sigue los pasos y cuidados que ya has visto hasta el periodo de cosecha. Recuerda que la tierra debe permanecer siempre húmeda. Además, presta mucha atención a todas las variaciones del entorno en el que se encuentra tu producción para no perder todo el cultivo de tu casa .


Entonces, ¿te gustó el tutorial? Con los consejos de este post, fue posible comprender más sobre cómo se cultiva nuestra querida vegetación. Esto puede ser ideal para comprender lo importante que es el cuidado al producir y preparar la hierba para el consumo.


¡La siembra casera puede ser un gran aliado para reducir los daños y combatir la ilegalidad!


Por estos motivos, muchos usuarios están recurriendo a producir diversas cosas en casa. Esto está directamente relacionado con la facilidad para reconocer el origen de los productos.

Entonces, ya que te gusta ensuciarte las manos, ¡mira nuestra publicación sobre cómo hacer hachís!


      Deja un comentario

      * Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.