como germinar semente de cannabis

Germinación de semillas de cannabis: guía completa

Fecha:
Publicado por:

constituir

Paso 1: Preparación - El baile de las semillas sobre la toallita húmeda

La primera parada de este viaje es la preparación. Como todo aventurero sabe, un buen comienzo es fundamental. Sigue estos pasos:

  • Envuelve el fondo de un plato o platillo con toallitas húmedas para bebés, como si estuvieras preparando un nido suave para tus preciadas semillas. Asegúrese de que las toallitas estén húmedas, pero no tanto como para ahogar las semillas.

  • Coloca con cuidado las semillas de cannabis en las toallitas, asegurándote de que estén espaciadas y no en contacto directo.

  • Agrega más capas de toallitas húmedas para bebés encima de las semillas, creando un ambiente seguro y acogedor para su proceso de germinación.

  • Finalmente, cubra todo con un segundo plato, puesto boca abajo, a modo de tapa protectora, creando una especie de "cáscara" que mantendrá el ambiente oscuro y húmedo, condiciones ideales para la germinación.

Paso 2: Germinación - La vida florece

Ahora es el momento de darle vida a tus semillas. Es como presenciar el nacimiento de algo mágico. Sigue estos pasos:

  • Encuentre un lugar acogedor para sus platos de semillas donde la temperatura se mantenga constante, idealmente alrededor de 21°C. Recuerda, las semillas son como bebés, necesitan calor y cuidados, pero evita la luz solar directa.

  • Realiza visitas diarias para revisar tus semillas. Asegúrate de que las toallitas permanezcan húmedas, pero ten cuidado de no empaparlas. Un atomizador puede ser tu aliado para mantener el ambiente húmedo.

  • Al cabo de unos días empezarás a ver lo que sólo puede describirse como un pequeño milagro: de las semillas empezarán a surgir raíces. Esto suele ocurrir dentro de las 72 horas, pero tenga paciencia ya que en algunos casos puede demorar hasta dos semanas.

Paso 3: Trasplantar a suelo o sustrato: la plantación del futuro

En este paso, tus semillas ya se han revelado y ahora es el momento de darles un lugar en el mundo. He aquí cómo hacerlo:

  • Cava un hoyo en la tierra o sustrato que tenga aproximadamente el doble de la longitud de la semilla. Es como preparar un lecho cómodo para tu plantita. Cada semilla germinada debe plantarse a una profundidad de 2 a 5 mm por debajo de la superficie.

  • Coloque con cuidado la semilla en el hoyo, con la raíz hacia abajo. Cúbrela suavemente con un poco de tierra o sustrato, asegurándote de que la luz del sol no incida directamente sobre la semilla pero sí permita que brote.

  • En promedio, los cogollos de cannabis comenzarán a emerger entre 24 y 72 horas después de plantar las semillas germinadas, un momento emocionante en el proceso de cultivo.

Paso 4: Cuidando los brotes - Cultivando el futuro

Tu jardín de cannabis ahora tiene vida y es importante cuidarlo bien. A continuación se ofrecen algunos consejos:

  • Los brotes recién nacidos necesitan una luz brillante, pero no te excedas. Así como a un niño no se le debe dejar mucho tiempo al sol, sus cogollos también necesitan protección. Aumente gradualmente la exposición a la luz solar directa, comenzando con una o dos horas al día.

  • Si cultivas en interior con luz artificial, asegúrate de que los bulbos estén a la altura adecuada, a una distancia adecuada de los brotes. Respetar la distancia para evitar quemaduras leves.

Conclusión: tu jardín de aventuras

Germinar semillas de cannabis es el punto de partida de un viaje increíble. Como toda aventura, hay desafíos, sorpresas y recompensas. Recuerda que cada semilla es un tesoro esperando florecer. Si sigue esta guía, tendrá una base sólida para germinar con éxito sus semillas de cannabis y embarcarse en un viaje emocionante.

Así que sé un jardinero intrépido, prepara la tierra con cuidado y continúa explorando las maravillas del cannabis. Tu jardín es un mundo de posibilidades esperando a ser descubierto. ¡Buena jornada!


Deja un comentario

* Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.