Ice-O-Lator

Ice-O-Lator: de la poda a la curación perfecta

Fecha:
Publicado por:

La técnica de extracción conocida como Ice-O-Lator es uno de los métodos preferidos para obtener resina de cannabis de alta calidad. Mediante el uso de agua helada y diferentes mallas de filtración, los productores pueden separar eficientemente los tricomas ricos en cannabinoides y terpenos. Esta guía completa explorará cómo se produce Ice-O-Lator, desde la poda, la máquina de hielo, los diferentes tamaños de micrones hasta el curado.

Poda y Recolección de Material:
Todo comienza con una poda cuidadosa de las plantas de cannabis para recolectar las partes más ricas en tricomas. Las flores, las hojas del mango e incluso los tallos pequeños se separan y, a menudo, se congelan rápidamente para preservar la integridad de los tricomas.

Uso de la Máquina de Hielo:
Luego, el material congelado se coloca en una máquina de extracción o en un sistema de bolsas de extracción manual, ambos con agua helada y hielo. Este ambiente frío ayuda a solidificar los tricomas, lo que facilita su separación del material vegetal.

Diferentes tipos de tamaños de micras:
Un paso crucial en la producción de Ice-O-Lator es el uso de bolsas con diferentes tamaños de micras. Estas bolsas filtran los tricomas por tamaño, captando diferentes calidades de la resina. Normalmente, los tamaños de malla de micras más altos capturan material de menor calidad, mientras que los tamaños de malla de micras más bajos aíslan la resina más pura y potente.

Proceso de secado:
Después de filtrar, la resina se recoge cuidadosamente y se extiende para secar en un ambiente controlado. El secado debe realizarse lentamente y con precaución para evitar la pérdida de terpenos y el desarrollo de moho.

Curar:
Después del secado completo, se lleva a cabo la etapa de curado. De manera similar al curado de flores de cannabis, la resina se almacena de tal manera que sus características se intensifican, dando como resultado un producto final que ofrece sabor, aroma y efectos superiores.

Conclusión:
La producción de Ice-O-Lator, cuando se realiza con atención y cuidado, da como resultado uno de los tipos de extracto de cannabis más limpios y potentes disponibles. La detallada técnica implica conocimiento de las plantas, precisión en el manejo y paciencia en el curado para garantizar un excelente producto final.

Deja un comentario

* Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.